Poco duró la amistad cuando el viernes Trump afirmó en Florida que gracias al muro Estados Unidos no está inundado por el COVID-19 y ayer twitteaba sobre como los demócratas querían fronteras abiertas para todos incluyendo criminales. Todo esto mientras su país llegó a 135 155 muertes al día de hoy.

 

Ahora que Trump se puso cubrebocas en público -claro fue para visitar el Centro Médico Militar en Washington, ¿Lo hará AMLO siempre, o seguirá pensando que el respeto solo es para cuando sale del país y no para “el pueblo” al que tanto quiere?

 

¿Qué truco discursivo usará AMLO para distraer la atención sobre la situación del COVID-19 en el país? Circulan en internet unos videos donde se le oye decir que “hay que hablar pausado” o que se necesita “conmover” y sea o no cierto que él lo dijo, es exactamente lo que hace.

¡Ahh si! Ya reanudó la rifa del avión, que no se rifará y que no se puede vender, pero ya tiene propuestas de compra, pero eso no basta para ocultar una realidad que parece nadie quiere ver.  Por más que diga que la pandemia “va a la baja, que está perdiendo intensidady Hugo López Gatell cada día se las ingenie para cambiar indicadores y poner pretextos para maquillar/esconder o no dar a conocer las cifras reales -que ya admitió que pueden ser tres veces las que se dan- y no tomar las medidas básicas como hacer más pruebas y el uso de cubrebocas que después de tres meses dijo que si, sobre todo en espacios cerrados, pero sigue insistiendo que:

“No hay una evidencia clara de que sirva como barrera de protección propia, hay que estar consciente de ello, pero si se usa masivamente la probabilidad de que las personas que estén con posibilidades de transmitir van a disminuir esta transmisión.”

Tanto AMLO como López Gatell politizan el asunto de la pandemia en lugar de atender las necesidades del sector salud, como su contraparte en Estados Unidos, AMLO esta pensando en las elecciones y no en superar la pandemia y las consecuencias económicas, no está considerando los efectos que tiene para las personas más vulnerables “para el pueblo bueno y sabio” como él llama a su mayor base de electores y que son los que más mueren de acuerdo al estudio que hizo la UNAM en el cual se destaca que 71% de los fallecidos por COVID-19, tenían solo primaria. Y aún así se insiste en decir que hay que reactivar la economía y que la gente se acostumbre a vivir con esto que va a tardar en irse y que no podemos quedarnos encerrados. Aunque mencionan que puede haber un “rebrote”, ¿rebrote? ¿En algún momento han bajado las cifras? Parece que ni siquiera hemos llegado al “pico”, ese momento que marca el descenso continuo por más de 15 días.

Con tanto mensaje contradictorio, entre los dichos, los hechos y lo que hacen las autoridades, la gente que no tiene necesidad, se ha volcado a las calles desde mediados del mes pasado en todas las ciudades del país, alegando en el mejor de los casos “estar aburridos”, “hartos del encierro”, “pues si de algo nos tenemos que morir ¿qué no? o siguen diciendo “eso del virus no es cierto, puro invento para controlarnos”.

Aquí le dejamos una gráfica de como se ha comportado la pandemia en junio y lo que va de julio, al 12 de julio de 2020 se tenían 299,750 casos confirmados y 35,006 personas fallecidas, pero vamos saliendo…