Ni Todo Tan Bueno

¡NI Todo Tan Malo!

Se dice que todo se paga en esta vida; aunque la gran incógnita es saber cómo, dónde y cuando. 


Por ello, no es posible confiarse de un modus vivendi aparentemente perfecto, sin preocupaciones, sin alterarse por nada, y con él sólo objetivo de divertirse a todo lo que da. 

Generalmente, esas actitudes desarrollan un alto grado de inconsciencia. 
Nada importa y nada preocupa. 

Esa es la vida de un rico heredero, quién vive momento a momento, sin más anhelo que tratar de idear otra diversión más a cada instante. 
Todo parece perfecto ¡pero sólo parece! 

Lo que para él significa un pequeño acto de prepotencia sin mayores consecuencias, es todo un carrusel de sucesos, que lo llevan a vivir otra realidad muy diferente a la que llevaba, y a la que soñaba… si es que soñaba en algo. 

Ahora más que un actor de vida, es un títere en manos de alguien que desea cobrarse una factura muy alta; y tal vez, solamente tal vez, justificada.

 
 Ahí es, precisamente, donde la vida cobra facturas muy altas, con intereses, y con graves consecuencias. 

Sin embargo pueden ser una gran oportunidad para aprender a tener otra óptica, y otra forma de valorar esos pequeños detalles, que nunca imaginó siquiera que pudieran existir. 

 

 

Eugenio Derbez vuelve a producir una película, que le queda “como anillo al dedo”. Es como un platillo a la carta; que le brinda la oportunidad de mostrar todo su potencial actoral.

 

Además, está acompañado por una actriz, a quien personalmente pienso que no se le ha hecho la justicia que merece.

Se trata de Anna Faris, muy conocida por una simpática película, titulada “La Casa de las Conejitas”.

Muy similar al físico y al estilo de aquella simpática actriz de los ochentas, Goldie Hawn. Todavía mas parecida que su hija Kate Hudson.

Faris logra desarrollar un personaje muy agradable, a la vez que humano ¡y vengativo!

Juntos, Eugenio y Anna, conforman una pareja sumamente complementaria en la pantalla; a la vez que se muestran en toda una gama de versatilidad.

¡Pero Volvemos a la Película!

Vivir lo que inicialmente le parece a este heredero como una pesadilla, se va traduciendo en una oportunidad, que nace a partir de un accidente, de una tormenta…de un “Hombre al Agua”