Muchas organizaciones culturales en el estado y en el país están constituidas como asociaciones civiles, mismas a las que ya no se les dará apoyo directo, ya que, de acuerdo a las declaraciones del ejecutivo y funcionarios de la Cuarta Transformación, sin ninguna investigación previa, han generalizado y acusado a todas de recibir dinero sin hacer su trabajo o sin existir. (Aun cuando deben cumplir una serie de requisitos para registrarse y cumplir con la entrega de informes anuales de actividades y de comprobación de gastos por el apoyo recibido)

Si las estancias infantiles tan necesaria para las madres trabajadoras fueron de alguna manera abandonadas, ¿qué pueden esperar las organizaciones culturales?

Se mencionó en algunas de las conferencias mañaneras que las organizaciones civiles tendrían que buscar apoyo de la iniciativa privada o de “otra forma”; ¿cómo va a apoyar la iniciativa privada si algunas están buscando como sobrevivir ante el aumento de impuestos sobre nómina, a la gasolina, al hospedaje, etc. y cuando se acercan organizaciones que atienden a niños con cáncer que también han visto mermadas sus aportaciones o bien se ha incrementado el número de casos que atienden?

Aunado a esto en el estado de Baja California los diputados decidieron incrementar un 100% los impuestos para cualquier evento cultural, antes se pagaba 2.5 % al municipio y otro tanto al gobierno del estado, para 2020 el impuesto será de 5%.  El pago del interventor también aumento en un 60% y además, los múltiples requisitos de protección civil.  Por lo que el costo de los boletos para eventos se incrementará, el público disminuirá y esto deja de ser una opción para recaudar fondos.

Parece ser que en los tres niveles de gobierno se desconoce, por una parte, la aportación del sector cultural a la economía del país, que solo en 2018 ascendió a 702 132 millones o sea 3.2% del PIB; los gastos que existen en cualquier organización y una muy importante: los beneficios para la sociedad.

Las diversas manifestaciones artísticas, llámense danza, teatro, artes plásticas, música, literatura, etc, nos dan identidad como nación, fortalecen lazos entre las personas y su práctica es de ayuda invaluable para la prevención del delito. Menospreciar la cultura tiene un efecto directo tanto del desarrollo de las personas como en el desarrollo del país.

En lo individual la práctica y apreciación del arte es un catalizador de emociones, estimula la creatividad y la curiosidad, mejora la concentración, da confianza en sí mismo, reduce el estrés, lleva a la reflexión, incrementa el vocabulario, amplia la visión del mundo, y ayuda a desarrollar el pensamiento crítico.

¿Será por esto último que no se le está dando importancia? ¿No quieren personas críticas y que participen generando cambios en la sociedad?

No hay comentarios

Agregar comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, Tijuanotas se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de Tijuanotas, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorResalta Auditoría Superior del Estado importancia de conducirse con ética
Siguiente artículoPiden empresas aclarar retención del IVA