El presidente estatal del Partido de Baja California (PBC), Mario  Favela, expresó su rechazo a la aprobación de un impuesto a la entrega de alimentos a domicilio: “Es increíble como MORENA, a través del  Gobierno del Estado y de la mayoría en el Congreso, atenta contra el  desarrollo económico de nuestro Estado. MORENA destruye la economía de  los bajacalifornianos”.

Los diputados morenistas sesionan de manera extraordinaria este  viernes, justo cuando comienza el periodo más álgido de la emergencia  que azota al mundo entero, derivado del COVID-19. “En este momento el gobierno se debería enfocar en la salud y bienestar de los ciudadanos.

Los ciudadanos que reparten comida están arriesgando sus vidas para ir  a trabajar y buscar alternativas que les permitan tener un pequeño  ingreso y poder llevar alimento a sus familias, mientras el gobierno  les quiere quitar parte de ese dinero”, acotó el líder estatal del PBC.

“Es un impuesto tonto, carente de todo sentido y fundamento, ya que la  cantidad que se va a recabar es muy poca para el Estado; sin embargo,  sí causará un enorme impacto negativo en la venta de restaurantes, en  especial para todas aquellas personas que se arriesgan su salud para  llevar el sustento a sus hogares en estos tiempos”, abundó Mario Favela.

Derivado de lo anterior, el Partido de Baja California se expresa en  contra de seguir aumentando impuestos que afectan directamente la  economía local.

“En algunas entidades del país, incluso, en diversos países del mundo,  están otorgando prórrogas para el pago de impuestos y generando  condiciones que contribuyan al desarrollo económico, y por ende  social, mientras en nuestro Estado,  MORENA se empeña en crear e  incrementar impuestos, lo cual es una clara muestra de que a ellos  solo protegen sus intereses partidistas y realmente no les importa los  efectos que sus decisiones le ocasionan a la gente y la economía de  Baja California”, concluyó el presidente del PBC.