Como ya habíamos dicho anteriormente, la mecánica de la presidencia de Trump es similar a la de Echeverria y el Mago de Oz o sea, distrae por un lado prometiendo lo que quieren escuchar y por el otro hace exactamente lo contrario.

Trump habla con Pe como dijimos desde hace meses, ambos preparan el discurso que sus ciudadanos quieren escuchar mientras arreglan las acciones que van a hacer en realidad y que son básicamente totalmente contrarias al discurso político.

Así, Trump ofrece una nueva ley de inmigración (pre-condenada a no ser aprobada como tantas otras de sus iniciativas) pero que en los oídos, websites y medios de la “derecha alternativa” (o sea los blancos supremacistas – también conocidos antes como neo-nazis- suena como un milagro hecho realidad

Escuche su propuesta aquí

 

Y así, mientras les dice lo que quieren escuchar, sigue adelante sabiendo que no se va a aprobar y así, mientras lo dice, ya está autorizando un aumento al número de visas para trabajadores migrantes para el campo y un aumento al número de visas para empresas de alta tecnología.