Si ya sin la pandemia de coronavirus organizar los Juegos Olímpicos es complejo, la emergencia sanitaria aumentó las dificultades para Japón.

Desde hace muchos años muchos economistas vienen publicando investigaciones para demostrar que los JJ.OO. son un mal negocio para la ciudad que los realiza.

Expertos precisaron que en vez de consumo, turismo y prestigio, el evento siempre deja una millonaria deuda e infraestructura que termina convertida en “elefantes blancos”.

Uno los grandes auspiciadores del evento, la automotriz Toyota, decidió no usar avisos comerciales conectados con los JJ.OO. por la pandemia.

Y Takeshi Niinami, director ejecutivo de la empresa Suntory, dijo que los Juegos Olímpicos están perdiendo su valor comercial y que su firma no los patrocinaría por considerarlos “demasiado caros”.

JJ.OO.

Costos y pérdidas de los Juegos Olímpicos

Según se estima, las pérdidas de los JJ.OO. de Tokio 2020 pueden ser de unos quince mil millones de dólares debido a los estadios vacíos, los hoteles y restaurantes sin turistas y los negocios con escasos clientes.

Un ejemplo: cerca de 800 millones de dólares pasaron a ser pérdida por el hecho de que no hubo venta de entradas del evento, corrido un año por el covid-19.

Dos tercios de los japoneses no querían que su capital fuera sede de los actuales JJ.OO. por miedo a que el evento fuera un superpropagador del coronavirus.

Se afirma que gran parte del beneficio económico esperado de Tokio 2020 desapareció en marzo, cuando se decidió prohibir a los espectadores extranjeros viajar a Japón.

En 2013, el costo de los Juegos Olímpicos fue calculado de forma oficial en siete mil 300 millones de pesos. A fines de 2019 ese valor subió a 12 mil 600 millones de dólares.

Más tarde se llegó a la cantidad de quince mil 400 millones de dólares, y posteriormente la Junta Nacional de Auditoría de Japón informó que el costo final de los JJ.OO. es de 22 mil millones de dólares.