Así empezó su discurso Bernie Sanders al iniciar su gira de protesta por la reforma fiscal que otorga extraordinarios beneficios al pobre 1% de la población americana que tanto ha sufrido últimamente.

Bueno empecemos aclarando que “Jutzpe” es una palabra en Yiddish que implica “cinismo a la quinta potencia”

Continuemos diciendo que los “pobres” millonarios a los que Trump tanto está ayudando (y ayudándose) han tenido probablemente uno de los peores años financieros de sus vidas no por falta de utilidades sino porque no encuentran en donde meter tanto dinero que han ganado y con el que literalmente no encuentran que hacer para ganar aún más.

Mientras tanto el número de niños norteamericanos que viven por debajo del nivel de la pobreza se acerca ya al 10% y representa incluso el 20% de las personas sin hogar, pero para ellos, sus papás van a poder deducir de impuestos (ojo deducir que implica que para usarlo tienen que haber pagado impuestos previamente) ¡mil dólares anuales!

¡Wow! mil/dos mil dólares anuales de deducción por niño para quienes ganan tan poco que no pueden deducirlo, mientras los pobres del 1% no encuentran qué hacer con los billones que tienen en efectivo y que los obliga a comprar arte de 50 o 400 millones de dólares; autos en colecciones de 10 a 40 vehículos, mansiones por todo el mundo, etc. todo lo cual estaría muy bien si no fuera que, para obtenerlo les quitaron el dinero a quienes no tienen nada.

Como bien dice Bernie: ¡Qué Jutzpe de Trump! ¡Qué triste para el resto de la población!