La Ruta del Vino y la Cerveza Artesanal en Baja California forma parte de los atractivos turísticos e invita a recorrer la ciudad de Tijuana para conocer los lugares de elaboración, a los autores que cada día se esmeran en mostrar nuevos sabores, así como los movimientos artísticos y gastronómicos que se han gestado en torno a la cerveza.

Para degustar los vinos orgánicos y biodinámicos de la región se recomienda ir al Valle de Guadalupe, para adentrase en el mundo de la vitivinicultura, conocer la filosofía que guarda cada viñedo y sus deidades, hacer una caminata entre los plantíos de la uva, visitar las bodegas donde reposan los vinos y disfrutar de una cata en medio del desierto.

La cerveza y el vino son un motivo para viajar al destino y descubrir la nueva cara que Tijuana tiene para el turismo.

Se localiza a 30 Kilómetros de la ciudad de Ensenada, dentro de la península de Baja California; el clima y las cualidades de la tierra hacen que el lugar sea bueno para plantar vid. Aquí les sugerimos dos opciones para conocer la cultura en torno a las uvas mexicanas:

Algunos críticos han calificado el lugar como un monasterio de la vid; cada techo y muro fueron construidos por artistas que buscaron mimetizar todos los espacios con el entorno; cortaron cada piedra y madera a mano con la visión de crear algo único.

Existe una filosofía dentro de todas las botellas de vino y el visitante encontrará que cada nombre tiene un significado y una razón de ser. Cada etiqueta tiene una personalidad y su propio misticismo.

Rancho Santa Lucia, San Antonio de las Minas km 89, Ensenada.

Su nombre hace honor a la Virgen de los Viñedos; de hecho, en la zona de degustación se encuentra una capilla pequeña rodeada de cactáceas; en ese sitio, cada copa de vino que se sirve es para agradecer a la deidad por las buenas cosechas. Cuenta con cuatro vinos monovarietales: Chenin Blanc, Shiraz, Cabernet y Tempranillo.

Parcela 99 Z1 P14, Ejido El Porvenir, San José de la Zorra, Valle de Guadalupe.