Joe Biden se convirtió en el presidente número 46 de la historia de los Estados Unidos. Jurando sobre la biblia que reposaba en su familia desde hace un siglo, Biden recibió el cargo más importante del hemisferio occidental del planeta.

En medio de su discurso de apertura el presidente manifestó que la democracia es frágil y que atraviesa por momento álgidos, pero que en esta oportunidad fue el pueblo quien eligió y que ha llegado la época del cambio, donde la nación norteamericana volverá a brillar.

De la misma manera, recordó que el rumbo del país no depende de un solo presidente, sino de un pueblo entero, que debe lugar junto con un mismo objetivo que es ir hacia delante y ganarle la batalla ‘al invierno’ que tienen de por delante.

El nuevo presidente, anunció que para superar el virus que ataca fuertemente al país, los cambios climáticos y las fuertes controversias derivadas de los disturbios y el extremismo de los últimos días en EE.UU, solo se necesita unión y protección a la democracia.

Durante la ceremonia de investidura el nuevo presidente reconoció el logro que significó el nombramiento de Kamala Harris como vicepresidenta y llamó a todos sus contradictores a escucharlo y a creer que el cambio es posible. Pero también llamó a la unidad de los partidos, a bajar las banderas rojas y azules y unirse para derrotar eventos catastróficos como la pandemia.

Una de las primeras palabras que Biden mencionó es que espera hacer de Estados Unidos una nación ejemplo para el mundo de nuevo y poder volver a reconectar con el mundo entero, no desde su poder, sino desde las acciones de compromiso con la paz, la seguridad y el cambio climático.

Como primer acto de poder el mandatario pidió un minuto de silencio por todos los que se fueron durante la pandemia y en los hechos de violencia en el Capitolio el pasado 6 de enero. Según el presidente, Estados Unidos ha sido puesta a prueba y hay que trabajar para demostrar que la nación puede salir adelante.  

Pese a que no hubo anuncios oficiales de su programa de gobierno es claro que la administración Biden se enfocará en los temas relacionados con la superación de la pandemia, la seguridad nacional, la contribución a la paz de la región y la unión por el cambio climático.