Ante la necesidad de contar con procesos de calidad que cumplan con las normas internacionales, el Consejo de Desarrollo de Tijuana (CDT) anunció el taller ‘Pruebas de Corrosión Aceleradas para el Sector Empresarial’, organizado por el Consorcio Tecnológico de Baja California, dirigido a las empresas metal mecánicas, la industria aeroespacial y a quienes ofrecen servicios de galvanoplastía y cromado para dichas industrias.

Invitado a la sesión semanal del CDT, que preside Gabriel Camarena Salinas, el Sub Director de Servicios Tecnológicos del Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Electroquímica, Ing. Luis Gilberto Contreras Castañeda mencionó que tanto la industria aeroespacial, automotriz y médica podrán prepararse y entender mejor las pruebas de aceleración de la corrosión.

Dichas pruebas, indicó, van encaminadas a evaluar la corrosión de sus materiales, ya sean los recubrimientos orgánicos, como son las pinturas, y los recubrimientos inorgánicos como es el niquelado.

Explicó que todas las estructuras metálicas, las casas o automóviles se corroen a lo largo de los años con algunos factores del medio ambiente como es la niebla salina, por lo que algunos productos se corroen más rápido y se les debe dar mantenimiento en lapsos más cortos, generando un mayor gasto y mayor dificultad para su venta al no cumplir con ciertas normas de calidad internacional.

En ese sentido, destacó que la corrosión acelerada es la recreación a nivel laboratorio del proceso de corrosión, para lograr dicho efecto en un par de horas y no a lo largo de varios meses, con lo cual se puede determinar y evaluar dicho efecto así como la eficacia de algún recubrimiento de pintura, niquelado, entre otros.

Contreras Castañeda señaló que este tipo de métodos o evaluación que ofrecerán en el curso es internacional, que incluyen normas americanas ASTM principalmente, pero también normas ISO de calidad, mismas que la industria debe cumplir para cubrir los requerimientos de sus clientes.

Detalló que el curso se realizará los días 3, 4 y 5 de abril en los laboratorios del CIDETEC dentro del Consorcio Tecnológico de Baja California ubicado en el Parque Industrial El Florido, donde los participantes van a poder evaluar si es factible o no esta presencia de corrosión en sus piezas para vender el producto.

Con la presencia esperada de participantes de 15 empresas diferentes, afirmó que este curso teórico-práctico consta de dos módulos, el primero enfocado a recubrimientos inorgánicos y el segundo a recubrimientos orgánicos.

“Esto es parte de la calidad de sus productos, aquí en Tijuana conocemos a varias empresas automotrices que su producto no solamente va al mercado nacional sino internacional, entonces puede ocurrir que si hubo algo mal en el proceso, y se presenta un defecto en su producto, represente una queja del cliente y eso es lo que menos quieren las empresas”, concluyó.