Los contribuyentes en México han aumentado debido los avances y operaciones tecnológicas de la recaudación de impuestos, además de los programas que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y los gobiernos estatales aplican para que se sepan los beneficios de la formalidad, informó el abogado fiscalista, Jorge Alberto Pickett Corona.

El defensor del contribuyente detalló que el Servicio Administración Tributaria menciona en su último informe que en el primer trimestre de 2016 había 52 millones de contribuyentes en el país, mientras que en el mismo periodo de 2017 la cifra ascendía a 59 millones y medio, lo que representa un incremento de más del 14 por ciento.

De acuerdo al abogado, para el segundo trimestre de 2016 el órgano fiscalizador registró un incremento que superó los 61 millones de registros, de los cuales 56.5 corresponde a personas que reciben salario, 40.4 porciento a personas físicas y 3.1 por ciento a personas morales, mientras que los grandes contribuyentes representan tan solo el 1 por ciento.

En el primer semestre de 2017, agregó el experto, registró a cuatro millones 800 mil contribuyentes, los cuales emitieron 35 millones de facturas, y declararon impuestos por 17 mil 700 millones de pesos, por los cuales recibieron apoyos fiscales ascendentes a 14 mil 500 millones.

“La Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a través del SAT trabaja constantemente en la simplificación fiscal, la modernización de sus procesos, las facilidades a los contribuyentes que quieren cumplir y el acompañamiento en el desarrollo de sus obligaciones fiscales”, explicó.

Entre esas facilidades se encuentra la facilitación para el registro en el Registro Federal de Contribuyentes, con la intención de mejorar los ingresos y mejorar la inversión pública en el país, gracias a quienes se han sumado a la formalidad laboral.

El especialista continuó con que la Reforma Fiscal que entró en vigor en 2014, causó que la recaudación de impuestos en México haya aumentado 5 por ciento, ya que mientras que en 2013 representaba en 8 por ciento del Producto Interno Bruto, para el cierre de 2016 ascendió al 13 por ciento.

Pickett Corona detalló que la recaudación de impuestos es más estable que el ingreso derivado del petróleo, que en el mismo periodo (2013-2016) pasó de representar el 40 por ciento de los ingresos totales del país a solamente el 16 por ciento.