Tras destacar que gran parte de las controversias legales entre particulares, y aún entre particulares y autoridades, se prolongan innecesariamente, debido a la falta de capacidad de las partes para llegar a acuerdos, el licenciado Esteban Capella Ibarra afirmó que los abogados “debemos ser promotores de arreglos que beneficien tanto al demandante como al demandado y que permitan el desarrollo social y económico de la comunidad.

Capella Ibarra sostuvo que este tipo de acuerdos solamente se observan en las controversias laborales, en donde la propia ley sugiere privilegiar la mediación entre empleadores y empleados antes que llegar a instancias superiores, con el consecuente beneficio para ambas partes en litigio. En los tribunales laborales, precisó, más del 70% de los casos se resuelven por la vía de la negociación.

Sin embargo en el caso de los juicios civiles, mercantiles y demás no se sigue la máxima de “más vale un mal arreglo que un buen pleito”, que indica que es más conveniente llegar a un acuerdo, aunque no sea muy ventajoso, y evitar los pleitos por ser bastante costosos y de resultados inciertos, y el porcentaje es a la inversa.

Así, ejemplificó el abogado, existen casos en los que el demandante exige una indemnización de 500 mil pesos y el demandado ofrece sólo 480 mil, y por los 20 mil pesos de diferencia el juicio se prolonga por varios años, con el consecuente costo y el desgaste de los implicados, para que al resolverse finalmente el caso conforme a la ley, los beneficiarios sean los familiares porque el demandante original ya falleció por la tardanza del litigio.

Esteban Capella Ibarra afirmó que por ello es tiempo de privilegia los acuerdos en cualquier controversia, incluso en algunos casos de tipo penal, como el homicidio culposo, en donde no existe premeditación y en donde es más útil para las partes acordar una indemnización.

Y puntualizó que los abogados “debemos de ser promotores de la solución por la vía del diálogo” en tantas disputas que se dan entre vecinos, entre familiares por alguna sucesión testamentaria, entre cónyuges en proceso de separación, accidentes viales y tantas otras disputas que hay entre la sociedad y en las que la falta de acuerdos sólo causa mayores pérdidas económicas y encono social, además de saturar innecesariamente las instancias encargadas de impartir justicia.

Todas las materias se prestan para ello; obviamente las cuestiones que tienen que ver con el derecho público, que tienen que ver con las relaciones entre particulares y las diferentes entidades de gobierno, son cuestiones de carácter administrativo en donde las leyes federales y los códigos fiscales y las normas administrativas son muy claras, es otro tipo de temas que yo no descartaría que siempre haya algún tipo de acuerdo con las autoridades.

No hay comentarios

Agregar comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, Tijuanotas se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de Tijuanotas, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorWorld Premiere of El último sueño de Frida y Diego (The Last Dream of Frida and Diego)
Siguiente artículoPresenta Museo del INAH exposición de arte de Louise Fleurs