A finales del año pasado Google anunció que pronto habría algunos cambios vinculados con sus políticas de uso en servicios como Google Fotos, Drive y Gmail. Derivado de esas modificaciones, a partir del 1 de junio de 2021 estos no podrán rebasar la cuota de almacenamiento gratuito que ofrece la firma del buscador o los usuarios deberán pagar una membresía por ello.

Para tenerlo más claro. Cada cuenta que una persona abre en Google tiene una capacidad máxima de almacenamiento gratis de 15 GB, mismos que se reparten entre el contenido de Gmail, así como cualquier archivo, imagen o documento que se suba al resto de los servicios como: Google Fotos, Drive, Hojas de cálculo, Documentos, Presentaciones, incluso, Jamboard.
Entre todos ellos no pueden superar los 15 GB o se deberá adquirir una membresía en Google One, el servicio en la nube lanzado en 2018. La otra alternativa es liberar espacio borrando archivos.
Las nuevas políticas también afectará a quienes tienen una cuenta, pero llevan más de dos años sin utilizarla, por lo cual Google podría eliminarlas de forma permanente.
¿CÓMO SÉ SI ME VERÉ AFECTADO?
Es un hecho que comenzando el mes de junio Google se volverá más restrictivo. Si a partir de esa fecha las personas se quedan sin espacio de almacenamiento ya no podrán subir archivos o imágenes en Drive, ni crear copias de seguridad de sus fotografías.
Incluso, no será posible enviar o recibir emails a través de Gmail, aunque los usuarios continuarán teniendo acceso a su correo electrónico.
Sin embargo, si se superó la cuota de espacio disponible hace más de dos años o la cuenta no se utiliza cabe la posibilidad que Google elimine todo el contenido de sus servicios. Por esta razón los impactos reales se verán en 2023.
No hay que preocuparse del todo, antes que eso suceda la firma del buscador les enviará notificaciones, por distintos medios, a los afectados. Pero es un hecho que los servicios de la compañía se están volviendo cada vez más restrictivos con el objetivo de impulsar el servicio de pago en Google One.