Una figura de tamaño natural del general Emiliano Zapata, cuyo centenario luctuoso se conmemora este año, preside la exposición “Historia e identidad. Nuestro arte popular”, que se inauguró este viernes 22 de marzo en el Centro Cultural Tijuana, organismo de la Secretaría de Cultura.

Alojada en la Sala Central de Exposiciones, esta colorida muestra de arte popular que gira en torno a héroes y símbolos de la historia nacional ofrece una selección de la vasta colección permanente al CECUT y fue inaugurada por la directora general de la institución, Dra. Vianka R. Santana, quien señaló que “en el espíritu de la Cuarta Transformación, el arte popular mexicano ocupa un lugar de especial atención, porque nos devuelve la noción y la memoria de nuestra historicidad, de nuestro origen, pero sobre todo, porque constituye la narrativa vital de los pueblos y la diversidad de las expresiones artísticas y culturales”.

Añadió que “la riqueza cultural y artística de México es nuestro mayor referente, nuestra historia, nuestro origen y las gestas sociales, el componente fundamental para la resignificación de nuestras instituciones fundamentales. Y esta exposición habla de ello, de la historia, de nuestros héroes y caudillos, de nuestras tradiciones hechas piezas de uso cotidiano”.

Explicó que “la vinculación comunitaria y la redistribución de la riqueza cultural, constituyen dos ejes fundamentales de la Cuarta Transformación, el poder de la cultura, que vertebran el trabajo de las instituciones culturales de la federación, razón por la cual el Centro Cultural Tijuana, en acatamiento del proyecto nacional, se encuentra en la ruta de una nueva forma de construir comunidad con los diferentes actores culturales”.

La funcionaria federal reiteró también el compromiso del CECUT de “articular un programa cultural y artístico que nos devuelva la mirada a la mexicanidad, que fortalezca el sentido de arraigo e integre todas las nuevas narrativas artísticas y culturales”.

La Dra. Santana extendió un reconocimiento al personal de la Subdirección de Exposiciones e hizo mención especial al equipo de museógrafos que montó la exposición: Elda Sandoval, José Gabriel Terrones Aldana, José Guadalupe Sandoval, José Manuel Ramos y José Galaviz, así como al gerente de Exposiciones, Leobardo García Córdova, y al gerente de Colecciones, Registro y Conservación, Carlos Alberto García Cortés.

La figura del general Zapata es producto de una larga tradición que por generaciones ha mantenido viva la familia Linares de la Ciudad de México, célebre por la manufactura de alebrijes y otras figuras de cartón y papel maché, cuya versión monumental se pudo ver en la película Spectre de la serie de James Bond filmada en 2015 en la capital del país, lo que catapultó aún más la fama de esta tradición artesanal y la de sus productores.

De la familia Linares, el CECUT exhibe otra escultura, igualmente de papel maché y tamaño natural, del Padre de la Patria, Miguel Hidalgo y Costilla, quien estandarte en mano parece arengar, aún hoy, a la lucha por la Independencia; el tema del Grito de Dolores lo reproduce también otra pieza, a escala miniatura, donde se ve al pueblo reunido en torno al cura libertario.

Del tema de la Independencia, esta colección de arte popular incluye, asimismo, otra pieza en barro que muestra el momento en que doña Josefa Ortiz de Domínguez transmite en secreto el mensaje de que la conspiración ha sido descubierta, lo que precipita el llamado a la lucha que enarbola Hidalgo, al igual que otras piezas de cerámica con los retratos de héroes de la Independencia. Sobresale por su belleza en esta parte de la muestra un mosaico de gran tamaño que representa una alegoría a la Independencia.De la época de Reforma, la exposición abarca varias piezas de alfarería que muestran distintas imágenes de Benito Juárez en platos y jarrones, mientras que de la Revolución se ofrecen varios ejemplos de personajes en distintas técnicas y materiales.

“Historia e identidad. Nuestro arte popular” abarca varios ejemplos de la rica tradición alfarera de varias regiones del país: la cerámica mayólica de Guanajuato; el barro modelado de Ocumicho, Michoacán; barro bruñido de Tonalá, Jalisco; barro modelado de Metepec, Estado de México, y barro vidriado de Tecomatepec, Guerrero.

Dentro del género de textiles, la muestra incluye una tabla de arte huichol de gran tamaño, confeccionada con estambre y cera, característica del arte nayarita, al lado de un gabán de lana con la imagen de un jinete y el escudo nacional; mientras que del arte laqueado se exhiben un baúl y una caja de Olinalá, Guerrero, y un plato de madera laqueada que representa una alegoría de la fundación de México-Tenochtitlan, manufacturada en Pátzcuaro, Michoacán.

Parte de la exposición la conforman también piezas de la famosa Colección Roberto Montenegro, llamada así porque su autor, el pintor, grabador y promotor de las artes populares de origen jalisciense recibió en 1921 el encargo de José Vasconcelos de organizar la primera exposición de arte popular que se presentó en México y el CECUT tiene el honor de presentar, como parte de su colección, dos piezas que formaron parte de la ya casi centenaria exhibición.

En suma, “Historia e identidad” ofrece una selección del variado y colorido arte popular de diferentes regiones del país que dan cuenta de la vitalidad expresiva del pueblo mexicano.

Imágenes: JH