Ubicados al este de la ciudad de Tijuana, lugar fronterizo que actualmente alberga a personas de origen centroamericano en espera del asilo político, se encuentran por lo menos 42 niños que ahora reciben educación por parte de una escuela móvil.

Escuelita móvil llega niños migrantes centroamericanos albergados en Tijuana
Escuelita móvil llega niños migrantes centroamericanos albergados en Tijuana

Esta escuelita móvil llega a darles al menos dos horas en la que repasan con actividades escolares lo básico conforme a su edad y grado educativo.

«Es un proyecto muy bueno, está muy atinada la idea de traer el camión a este lugar, porque ellos traen esto de enseñar a los niños que se mantengan ocupados, porque si no les damos una actividad, andan corriendo, de repente peleando, tener este tipo de apoyos es lo más acertado que pueda haber», aseguró el director del albergue Roca de Salvación, Salvador Zepeda.

El camión en el que está construida la escuelita móvil arribó al patio del albergue la Roca de Salvación, el cual fue este lugar su primera parada en el itinerario que abarcará un total de 15 de 31 albergues que se ubican en la ciudad fronteriza de Tijuana.

Las actividades se dan en una mesa en la que los menores reciben instrucciones,se les reparten  crayolas, calcetines, papel higiénico, así como una carta para todos los niños que son migrantes.

«Primero que nada es para que la resiliencia del niño crezca un poco más porque como tú lo dijiste no están en sus casas, queremos que se sientan en un ambiente cálido, que sientan que puedan aprender, un espacio para que puedan ser ellos mismos», indicó Mildred Ituarte, quien es psicóloga.

Escuelita móvil llega niños migrantes centroamericanos albergados en Tijuana
Escuelita móvil llega niños migrantes centroamericanos albergados en Tijuana

Ante la enseñanza brindada a los menores, el primer día de estas clases los pequeños se mostraron muy contentos, pues no solo hicieron actividades escolares, sino que mediante varias actividades interactuaron con otros niños de su albergue.

«Que sean actividades recreativas para ellos, que les ayuden a poder interactuar entre ellos para poder olvidar un poco del estrés que manejan acá, gracias a Dios hay personas que están pensando en los niños», aseveró Dorin Elizabeth Martínez, quien es una migrante de El Salvador.