Frente a los altos niveles de desempleo que ha provocado la pandemia del coronavirus, emprender se ha convertido en la vía más directa para generar ingresos, consideró Carlo Ledezma, expresidente de la Asociación Mexicana de Ventas Directas (AMVD).

Actualmente no se requiere de una cantidad inmensa de recursos para hacer realidad un proyecto, con la ayuda de las redes sociales puedes hacer llegar a miles de personas videos informativos sobre uno de tus intereses en particular, en los que además le digas quién eres y a qué te dedicas a fin de que tus seguidores puedan convertirse en tus clientes paulatinamente”.

De acuerdo con Ledezma, lejos quedaron los tiempos en lo que para vender un producto o servicio tenías que ser incisivo, molesto, e incluso, tenías que corretear a la gente. “Hoy basta con informar a la gente y estar listo para entregarles valor”.

Indicó que muchas personas han aprovechado el confinamiento para crear comunidades en torno a un tema específico a quienes eventualmente les ofrecen productos o servicios. “Hoy por hoy la mejor manera de vender es informar a fin de crear una relación que eventualmente te permita generar ingresos”.

Explicó que todo esto es posible de realizar a través de un teléfono móvil, herramienta que he permitido crear comunidades en torno a productos de belleza, nutrición, salud, acondicionamiento físico, automóviles y otros. “La manera más costo-efectiva de llegar a clientes es a través de redes sociales porque son gratuitas”.

Destacó que otra alternativa para vender de manera más sencilla es a través de las compañías que ya tienen productos y servicios preestablecidos. “La industria de las ventas directas remuneran a millones de personas que fungen como canales de información y promoción”.

La ventaja es que las compañías ya proporcionan a las personas los productos y servicios así como sistemas de entrenamiento sobre los mismos. “En estos casos lo que tú quieras de remuneración es lo que deberás destinarle de tiempo y dedicación”.

Informó que la mayoría de las empresas de este sector se han adaptado a la nueva normalidad a través de catálogos virtuales así como herramientas tecnológicas.