En su lucha contra los demócratas y por garantizar su reelección Trump ha logrado convertir su derrota en el mejor vehículo para lograrla.

Primero México ya no es México, ahora es “la frontera sur” lo cual es más genérico y menos conflictivo, además de que, aunque usted no lo crea,  millones de norteamericanos no saben que México es la frontera sur de Estados Unidos, con lo cual toda referencia al  “socio” con el que se elaboró el “mejor” tratado comercial de la historia el USMCA (que reemplaza al Nafta que es el “peor” tratado de la historia) queda purificada. Lo bueno viene de México, lo malo de la Frontera Sur y listo.

Segundo, sus seguidores han iniciado una campaña en facebook asegurando que el Chapo dijo que le dio tremendas mordidas a líderes demócratas (mordidas monetarias claro esta) y que en cuanto dijo esto se cerraron las puertas de la Corte para evitar que la gente supiera pero, gracias a Trump, afirma esta campaña de fake-news, se está limpiando el pantano de Washington.

Sumemos a esto las caravanas que el mismo ha organizado cada vez que resultan necesarias y tenemos una invasión de “pandilleros” atacando Estados Unidos y de los que solo Trump puede defendernos.

Ni una palabra de las pandillas que se organizan y trabajan desde la cárcel, ninguna palabra del hecho de que la misma Border Patrol dice que las drogas pasan por los puntos de entrada legal no por donde irá la barda, ninguna mención del consumo de drogas en Estados Unidos que garantiza que las mismas sigan llegando ya sea desde Irak o desde Afganistan y claro, Colombia, México y todo el mundo donde tantos ‘emprendedores’ estan atendiendo la demanda de adicciones de esta nación que parece no tener fin, pero que en vez de tratar de atacar el problema interno señalamos el exterior, nos ahorramos el trabajo y ganamos la reelección.

Yo creo que Trump se va a reelegir, sus seguidores son fanáticos fervientes que no cuestionan nada de lo que hace y se aferran a las cosas positivias que logra como único argumento sin importar todo lo demás.

¿Qué la reunión en Polonia fue un fracaso? ni quien se entere. ¿Qué las drogas seguirán pasando porque hay demanda? ni quien pregunte; y así, el país se divide aún más en dos grandes campos la extrema derecha de Trump apoyando a gobiernos fascistas en todo el mundo y la izquierda de Ocasio dando argumentos inmediatos a la derecha para que vuelva a ganar bajo el grito de “Si no quieres que seamos ‘Vergüenzuela’ no votes por los demócratas socialistas” como si Vergüenzuela fuera socialista, cuando no es más que una república petrobananera gobernada por una pandilla de miless de ladrones.

Pero eso a nadie le importa, lo que vale son las etiquetas que la gente consume como palomitas en el cine, sin cuestionar, sin pensar, sin tiempo para analizar.

Vergüenzuela será la moneda para la reelección de Trump junto con el muro en la frontera sur (por donde los trumpistas dicen estan pasansdo miles de musulmanes (=terroristas).

¿Y el dinero para construirlo? No se preocupe, como dijo Trump, “Con 1460 billones de dólares en el presupuesto militar -mucho más hasta de lo que pedí y con lo que no sabemos que hacer- es obvio que tenemos el dinero para construir el ‘Muro’, y si lo van a pelear, pues esta bien porque iremos a la Corte donde yo ya armé una mayoría republicana” y solo le faltó agregar, pero no entienden que lo importante NO es construir el Muro, es mantener la conversación viva hasta las elecciones. Si lo logramos, todo lo demás pasará a segundo plano porque el ‘Muro’ es el tema de esta elección

Y mientras las drogas se seguirán consumiendo, el dinero seguirá fluyendo a los asociados ya quienes apoyaron la elección de Trump y todo seguirá igual pero con más volumen, asi que agárrese porque la campaña apenas empezó.