¡Al fin! Gracias a Trump y sus discursos incendiarios Estados Unidos se sitúa en el mismo equipo de Argentina, Bolivia y otros países de Latinoamérica.

Mientras observamos a los trumpistas recorrer el piso y los salones del Congreso robando documentos y paseándose como si estuvieran en un día de campo recordamos las calles de México en tiempos pasados, cuando nuestras masas hacían lo mismo y las que hoy se pueden sentir ‘orgullosas’ de haber servido de ejemplo a los estadounidenses para que hagan lo mismo como borregos del populismo.

Por otro lado, a los congresistas los sacaron por túneles de seguridad cuando en realidad debieron dejarlos adentro para convivir y platicar con las masas a las que ellos han provocado con sus mentiras, y luego claro, aparece Trump diciendo que no hay que atacar a la policía y el ejército. ¿El ejército?  pero si no hay ejército porque este solo puede ser convocado por el Departamento de Justicia no la ciudad de Washington (que no es un estado ¿recuerdan, México distrito federal?) y que se negó, si, ¡se negó a enviar al ejercito ante la solicitud del gobierno de la ciudad de Washington!!

Imagen: Twitter @Minais93
La seguridad del Capitolio cuando hubo protesta de Black Lives Matter

Ah sí, ya sé, Trump es maravilloso, el ‘mejor’ presidente de Estados Unidos, el ‘gran amigo’ de Israel, el enemigo número uno de la democracia, pero y eso que importa, lo que importa es que fue enviado por Dios para ayudar a ‘los buenos’ y castigar a los malos.

Al fin podemos disfrutar de un Estados Unidos a la altura de nuestras tristes democracias.

El vicepresidente Pence ya corrió a esconderse (¡bravo por el valiente!) Yo sé que muchos de ustedes, nuestros lectores, llevan años convencidos de la magnificencia del Sr. Trump agradeciéndole sus acciones (dinero a las escuelas parroquiales, apoyo al gobierno de Israel, construcción del famoso muro, etc.) y simultáneamente ignoran su populismo (que como todo populismo siempre termina en fascismo cuando no se le detiene a tiempo) y ahora, días después de sus discursos respecto al inexistente fraude electoral, sus palabras provocan el primer intento de autogolpe de estado en los Estados Unidos.

En fin, lo bueno es que en Estados Unidos si hay generales honestos y nacionalistas como Barry McCaffrey que claramente le dijo al «Presidios» (presidente-dios) que de ninguna manera lo van a apoyar a revocar la voz de los ciudadanos.

Así que si algo debemos aprender de este ejercicio antidemocrático es que hay que tener un ejército honesto, que sepa que su misión no es enriquecerse gracias al presidente en turno, cuando lo que deben hacer es asegurarse que se vaya a su casa, su club de golf o su rancho sin necesidad de matanzas, estados policiacos, y persecuciones tipo Chile.

Trump se irá, Trump pasara a la historia como el peor perdedor en la historia de la democracia americana y el primer instigador de un autogolpe de estado, la mayoría de sus adeptos seguirán apoyándolo porque una ‘cualidad’ innata de casi todos los trumpistas es que ningún dato, ningún argumento sirve para cambiar sus opiniones que son inmovibles, incuestionables y proto-fascistas.

El General McCaffrey, que fue uno de los principales apoyos de Trump ya cambio bando y le pidió, a través de Fox News que salga al aire y haga lo que tiene que hacer para detener estos eventos antes de que tomen un giro salvaje que él, como general, va a dirigir en contra de los manifestantes protrumpistas que ahorita están acampando dentro del capitolio.

Si Trump escribió una nueva historia, todos creemos -dado que los manifestantes son blancos- que no va a  haber una confrontación generalizada con la policía que está totalmente superada por un ejército ciudadano mejor armado que ellos (por cierto mientras escribo estas líneas las acciones de la bolsa en general suben ignorando/asumiendo que esto no sea un extremo y claro las de Smith-Wesson suben ¡19.4%! asumiendo que todos estos personajes golpistas van a tener que comprar nuevas y más armas y municiones para «defender» a Trump.

Lo siento amigos trumpistas, su líder se ha excedido (otra vez) pero igual que siempre, disfrutaremos profundamente de sus respuestas explicando, justificando, apoyando a este señor y a los gobiernos que él mismo apoya porque los identifica consigo mismo.

Seguramente algo cambiará en las próximas horas, algunos policías llegarán a la ciudad de Washington, desde Virginia (no desde el Departamento de Justicia de Trump) y todo se calmará y pasará a la historia o me equivocaré, alguien hará el primer disparo, se perderá el control, habrá una matanza de inocentes (si ni Trump, ni Pence, ni Cruz, ni McConnel estarán entre las víctimas a pesar de haber sido los instigadores) y nuevamente se escribirá la historia con balas y sangre.

Ojalá mi primer instinto sea el correcto y todos podamos gritar: ¡Trump ha muerto! -figurativamente claro- ¡Viva Trump! (y se vaya a su casa).

(Ojalá esto sirva de ejemplo para evitar y no imitar una crisis gubernamental)

No hay comentarios

Agregar comentario

Artículo anteriorSimpatizantes de Trump irrumpen en el Capitolio. Oficiales intentan contenerlos
Siguiente artículo¿Dónde está Trump?
Como reportero ha escrito para los principales diarios de México, incluyendo Excelsior, Novedades, UnoMasUno y las principales revistas mexicanas. Sus reportajes internacionales han sido reproducidos por O Globo en Brasil y La Nación en Argentina. En televisión, fué reportero para 60 Minutos y Hoy Domingo, condujo su propio programa y ha producido incontables programas de radio y televisión con gran éxito. Fué Director de Noticias Internacionales para Telesistema Mexicano hoy Televisa. Como reportero y productor de radio, ha recibido numerosos premios, incluyendo el reconocimiento al "Mejor Programa Cultural de Radio en México" en dos ocasiones. Ha sido catedrático para la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Iberoamericana. Sus libros han sido usados como libros de texto. Para Internet, ha creado importantes sitios web como SaveTheMusic.com y con su experiencia en comunicaciones, noticias y producción, trae a la mesa las habilidades necesarias para lanzar World Media Networks y su primera red, Hispanopolis.com; el primer centro hispano de contenido multimedia.