Ser musulmana no es un pecado, tampoco lo es ser de izquierda, ser mujer, ser joven, ser demócrata o ser ignorante, nada de esto es un crimen ni un pecado pero, cuando una persona reúne todos estos elementos, los suma con profunda ignorancia y preconcepciones racistas, se une con otras tres personas similares y publican a diestra y siniestra sus ‘ideas’ medio originales, medio estúpidas y medio ignorantes las tres mitades se suman para crear un blanco perfectamente atacable que Trump ha identificado y usado maestralmente a su favor.

Y así, estas cuatro ignorantes (eso si es un pecado al hacer declaraciones públicas y más al repetirlas constantemente) están asegurándose, al expresar ideas que, aunque podrían ser buenísimas, son por el momento extremas (o sea amenazantes para el común denominador de los americanos) ayudan inconscientemente (o será ¿consciente y estúpidamente?) a Trump a reelegirse.

Como dicen «las mujeres» republicanas: «estas mujeres, vestidas como terroristas, vienen a criticar el sistema mientras sus familias hacen cola para entrar al país y ninguna de ellas quiere regresar a su ‘lugar de origen’ (¡que de dos es NY!!) «¿porque criticar lo que está ‘mejor’?? se preguntan las republicanas reforzando su apoyo a Trump.

Y la verdad es que es cierto, el «buen sistema» americano beneficia a los ricos e hiper ricos y no a los ‘pobres’ que algunas de estas mujeres representan, pero, y es un gran peligro, la política no es la acción de hacer idioteces, sino de hacerlas cuando conviene y estas «muchachas» están diciendo y haciendo todo lo que solo Trump les pediría porque solo lo benefician a él.

¿Quieren ayudar a sus conciudadanos pobres?  Cállense la boca hasta después de las elecciones y ayuden a derrotar a Trump.  Sus declaraciones hasta el momento solo han servido para hacerlo más poderoso y prácticamente garantizar su reelección la cual sucederá si la economía se mantiene, si estas cuatro siguen hablando y si los demócratas siguen sin un plan claro que los regrese a la Casa Blanca y no es por racismo sino por realidad política que decimos que estas cuatro musulmanas son la garantía final de la reelección de Trump mientras sigan hablando y sigan siendo unas ignorantes tanto de los temas que tocan como de la realidad política que las rodea.