El comercio electrónico ha logrado ser una de las actividades más importantes que permite impulsar a la economía. Representando a México como líder a nivel Latinoamérica, con ventas de hasta 13 mil 700 millones de dólares, esto de acuerdo con cifras del Índice de Desarrollo de las TIC.

El comercio electrónico ha logrado crecer a través de plataformas desarrolladas y enfocadas a las demandas de los consumidores, permitiendo mayor alcance a diferentes públicos que lo prefieren por su disponibilidad e inmediatez.

El año pasado, este sector aportó 11.9 por ciento del total de ventas a nivel mundial, esperando que para el siguiente año aumente a 13.7 por ciento, según datos de un portal de estadísticas e investigación de mercado, mientras que para el año 2021, se estima que 17.5 por ciento de las ventas en el sector retail provengan de las compras en línea.

Al respecto, el director de Ventas Senior en América Latina de Manhattan Associates, Óscar Valero, señaló que “la expansión de las ventas en línea debe atender las exigencias del mercado. Es muy fácil implementar el eCommerce, ya sea por medio de una página web o redes sociales, de esta forma se tiene visibilidad y una relación más directa con los consumidores”.

En un comunicado, explicó que en 2019 el comercio electrónico no sólo continuará siendo relevante para las industrias y ventas minoristas, sino que veremos una serie de tendencias que, de acuerdo con expertos, tendrán mayor relevancia a lo largo del año.

Estas tendencias incluyen ventas a través de dispositivos móviles, ya que tan sólo en México, 41 por ciento de la población cuenta con un celular y se estima que para el 2021 el 50 por ciento de las ventas online será con un dispositivo móvil.

Así como las ventas personalizadas que con el desarrollo del Big Data se conoce más a detalle el perfil del consumidor, por lo que es posible realizar estrategias adecuadas para cada persona.

Otra de las estrategias a seguir este año será mejorar la experiencia de compra a través de chatbots y la Inteligencia Artificial, para tener una atención al cliente más eficiente, directa y personal.

Además de conceptos enfocados al proceso logístico, que cobrarán más importancia para enriquecer la experiencia de compra; sobre todo, que las empresas sean más eficientes y logren coordinarse por diversos canales hasta que el producto llegue a manos del consumidor.

Agregó que también es importante la ética y sustentabilidad ya que cada vez, el cuidado al medio ambiente y la responsabilidad social serán aspectos en los que los consumidores prestarán atención antes de adquirir un producto.

Finalmente, mencionó que el dropshipping, se trata de un tipo de venta en el que los minoristas no guardan los artículos, sino que trasladan el pedido y detalles de envío del cliente a los mayoristas, quienes despachan directamente a la persona. La diferencia entre el precio del mayorista y del minorista, será lo que obtenga de beneficio este último.