Dado a lo olvidado que están de las autoridades municipales en zonas cercanas a la caseta de cobro, también se encuentran sufriendo por problemas de inseguridad, denunció Mónica Jiménez Serrano.

La líder del Movimiento, al no cobro de la Caseta de Playas de Tijuana, señaló que a pesar de pagar el impuesto predial, con una de las tasas más altas, los residentes cercanos a dicha caseta, no cuentan con servicios como la recolección de basura, siendo la presencia policiaca muy escasa.

Precisó que actualmente la zona de Real del Mar y áreas aledañas, se han visto afectadas por la delincuencia ante la poca presencia de policías municipales; situación que ha generado robos y algunos homicidios en la zona, lo que es bastante lamentable y es algo que debería de ser resuelto por parte de las autoridades correspondientes.

Si bien indicó que los colonos tenían el conocimiento de que existía una caseta al momento de adquirir o rentar una casa habitación, la líder señaló que se les hizo la promesa de quitarla una vez que la carretera se pagara.

No obstante mencionó, que como han evidenciado en su lucha, hasta el al día de hoy no ha sido removida, aun cuando el monto de la carretera fue finiquitado desde hace tiempo.

“Muchos creen que tenemos los mismos servicios que el área central de nuestra ciudad, sin embargo tenemos muchas carencias en cuanto a la prestación de servicios municipales; además de que tenemos que erogar hasta $7,000 pesos por familia, de manera mensual por entrar a nuestros hogares, hecho por el cual consideramos que nuestra lucha es una lucha justa”, afirmó, Jiménez Serrano.

Planteó que nadie debería de pagar para llegar a su hogar y que la caseta de cobro no debería de existir para los residentes, ya que también viven en este municipio.

“Nosotros también vivimos en Tijuana, pagamos impuestos y el municipio no nos presta ningún servicio. Aquí en la zona todos los servicios son privados y todavía se nos cobra por un servicio que debería de estar prestando municipio a través de nuestro pago de predial; aunado a ello tenemos que pagar la caseta de cobro, que, aún con el 50% de descuento, implica una fuerte erogación, somos igual que todos los tijuanenses, concluyó.