En un artículo titulado “¿Crees que la política de EE.UU. es agotadora? El presidente de México tiene una conferencia de prensa todas las mañanas”, el periódico estadounidense “The Wall Street Journal” describe “La Mañanera” de Andrés Manuel López Obrador como un evento que cambia la forma en que el pueblo ve la figura presidencial.

Pero también como un “espectáculo individual” y un espacio donde se habla de todo, incluso de deportes, “tal vez porque los periodistas están medio dormidos”.

El artículo narra cómo algunos periodistas se han vuelto “casi celebridades” por sus preguntas a López Obrador, pero también la presencia de varios que son notorios simpatizantes del mandatario y las peculiares respuestas de AMLO, quien lanza constantes críticas a quienes se oponen a él. El tema que lo deja sin habla: Donald Trump.

El artículo de “The Wall Street Journal” es el siguiente:

Todos los días, a las 7 de la mañana en punto, el presidente Andrés Manuel López Obradorprotagoniza su propio espectáculo individual.

Al amanecer en la ciudad capital, el hombre de 65 años se dirige a un púlpito frente a la prensa, donde responde preguntas y presenta un “estilo campechano” sobre todo, desde el precio del gas hasta si el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán recibió una sentencia de prisión demasiado dura.

Evento inusual para casi cualquier líder mundial

Una conferencia de prensa diaria es casi desconocida para cualquier líder mundial importante. Marca un cambio especialmente radical en México, donde los presidentes cargados de pompa fueron vistos durante mucho tiempo como fuera de contacto e inaccesibles.

El evento se llama popularmente “La Mañanera”, que es la jerga mexicana para un encuentro sexual matutino.

“Mago de la comunicación”

Político, predicador y malhumorado, el izquierdista de cabello plateado suele hablar durante casi 90 minutos. Sus respuestas pueden durar cinco o 10 minutos.

“Fue y es un mago de la comunicación”, dijo Felipe González, un exprimer ministro español, en un evento el año pasado. “No conozco un solo líder político que pueda celebrar (incluso) una conferencia de prensa semanal sin quemarse”.

Los periodistas, “medio dormidos”

No está de más que muchas de las preguntas sean de béisbol, tal vez porque la hora temprana significa que los periodistas están medio dormidos.

Un reportero de televisión local comparó al presidente con un corredor de larga distancia de Kenia y le preguntó con asombro cuál era el secreto de su energía y salud.

De periodistas a casi celebridades

Otros periodistas se han convertido en casi celebridades, incluido un reportero local que luce un bigote negro delgado y una pajarita (corbata corta) característica. A raíz de la explosión de un ducto de gasolina que mató a 137 personas en enero preguntó sobre la temperatura a la que se encendería “la molécula”, en referencia a la gasolina, para que las personas en las estaciones de servicio tengan cuidado.

La pregunta se volvió viral y rápidamente le valió al periodista el apodo de “Lord Molécula” en Twitter.

Las “benditas redes sociales”

El presidente también abrió la conferencia a personalidades de YouTube y Twitter, parte de lo que él llama las “benditas redes sociales” que lo ayudaron a resultar electo. Algunos, con nombres como “Nopal Times”, son abiertamente progubernamentales. Otro sitio, llamado “El Chapucero”, o “The Bungler”, tiene casi un millón de suscriptores y vende camisetas, tazas y calcetines con el tema de López Obrador.

“Es menos un ejercicio de transparencia y rendición de cuentas que comunicación política”, dice Juan Pardinas, editor del diario “Reforma”, que a menudo es atacado por el presidente como “prensa elegante (fifí)”.

“Irónicamente está usando una conferencia de prensa para eliminar a los medios en su papel de intermediarios y llevar su mensaje directamente a la gente”, agrega.

Agradecimiento de simpatizantes

Las legiones de simpatizantes del presidente agradecen la oportunidad de escuchar directamente a un líder en el que confían.

“Se siente bien saber que el presidente está en funciones tan temprano en la mañana”, señala Raúl Palacios, un mecánico fornido de 34 años que dice que a menudo ve partes de la conferencia en YouTube durante los descansos en el trabajo.

Ataques por las preguntas difíciles

Muchos medios locales desconfían de desafiar al presidente porque la mayoría depende de la publicidad del gobierno para alcanzar el punto de equilibrio, opina Andrew Paxman, historiador y experto en medios del centro de investigación CIDE en Aguascalientes. El presupuesto gubernamental de este año requiere unos 240 millones de dólares en publicidad.

Los periodistas que hacen preguntas difíciles a menudo son atacados en las redes sociales por los seguidores del presidente o interceptados por los partidarios de “La Mañanera”.

Análisis revela declaraciones falsas

López Obrador niega estar detrás de la intimidación, pero en abril le dijo a los periodistas: “Si te sales de la línea, sabes lo que sucederá. Pero no seré yo, sino la gente”.

Según un análisis realizado por Spin, una firma de consultoría política local, el presidente hace en promedio seis declaraciones falsas en cada conferencia de prensa.

En abril, López Obrador dijo que su gobierno tenía la violencia bajo control y los asesinatos no habían aumentado en el primer trimestre del año. De hecho, los asesinatos aumentaron 8%, a unos 8,500, el más alto registrado, según cifras de su propia Secretaría de Gobernación. Dijo que tenía “otros datos”.

También se jactó de que la creación de empleo formal en el período enero-marzo aumentó a un ritmo no visto en 10 años, cuando en realidad fue el más bajo desde 2014, según el grupo de expertos local México ¿cómo vamos?.

Políticas económicas neoliberales

En todo momento un tema es constante: el presidente fue elegido para sacar al país de un período oscuro de políticas económicas neoliberales como las privatizaciones que protegieron a una élite corrupta y conservadora a expensas de la gente buena y honesta de México. Es un mensaje que resuena en un país con una de las brechas más altas del mundo entre ricos y pobres.

Como parte de su atractivo populista, redujo su propio salario a la mitad y recortó también los salarios de la mayoría de los altos funcionarios.

Está vendiendo el avión presidencial, un nuevo Boeing 787-8 Dreamliner, y viaja en vuelos comerciales. Abrió la antigua residencia presidencial (el Palacio Nacional) a los visitantes, permitiendo que más de un millón de mexicanos caminen por sus pasillos.

Critica a organismos internacionales

Recientemente se le pidió su opinión acerca de que el FMI redujo su estimación de crecimiento para la economía de México a 0.9% este año desde 1.6%. El presidente respondió criticando a los organismos multilaterales.

“Con el debido respeto, esas organizaciones fueron las que impusieron políticas económicas neoliberales que causaron tanto daño a México. Creo que deberían disculparse con el pueblo de México”, apuntó.

También le ha pedido al rey español y a la Iglesia católica que se disculpe por la Conquista.

Trump “lo deja sin habla”

Uno de los pocos temas que lo dejan sin habla es la relación, a veces difícil, de México con el presidente de los Estados Unidos. Cuando se le pregunta acerca de Donald Trump el presidente López Obrador a menudo responde: “Amor y paz”.