Baja California se está posicionando como la número uno en Latinoamérica en la industria biométrica y aeroespacial, y no solamente en el tema de manufactura como mucho tiempo se manejó, declaró la directora del Departamento de Mecánica e Ingeniería Aeroespacial de la Universidad de San Diego, Olivia A. Graeve.

Invitada al desayuno mensual de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti), señaló que lo anterior se debe a que el número de industrias en la zona está creciendo y el desarrollo de tecnologías que se realizan con ayuda de instituciones académicas son de excelente calidad.

En otro tema, dijo que se debe de trabajar en la vinculación de investigadores de California, Estados Unidos y Baja California México, para el desarrollo de  tecnologías binacionales para que beneficien en la economía de la mega región “Cali-Baja”, en el que pueden participar universidades de ambos lados de la frontera.

Agregó que se creó un centro denominado “Calibaja” que se dedica al desarrollo de nuevos materiales para usos en ambientes extremos, no solamente del sector aeroespacial, sino también en aplicaciones biomédicas, la industria de diseño de materiales con algún tipo de impacto, y micro-satélites.

Por último, indicó que es un tema de políticas públicas para mover fondos binacionales y empezar a trabajar en la vinculación, “por ejemplo de la Secretaría de Economía de ambos países, fondos de la Secretaría de Comercio de los dos países, eso ayudaría a que el centro tuviera un poquito de más facilidad en la cuestión de la vinculación”.