Poco más de 8 mil personas que solicitaron asilo a Estados Unidos han sido repatriadas a México por Tijuana a la espera de su proceso migratorio, como parte de los Protocolos de Protección al Migrante implementados a partir del 29 de enero de este año.

Invitado a la sesión ordinaria de la Barra de Abogadas “Lic. María Sandoval de Zarco A.C.”, que preside la Mtra. Julia Elena Muñoz Mérida, el C.P Manuel Alonso Marín Salazar titular del Instituto Nacional de Migración (INM) en Baja California, comentó que más del 60% están ingresando por Tijuana y alrededor del 39% por Mexicali.

Quienes participan en este Protocolo de Protección al Migrante son personas entre 18 y 60 años, menores acompañados de un familiar directo, personas sin padecimientos médicos y mentales, sin antecedentes penales y no perseguidas en México.

Puntualizó que son personas que ya estuvieron en Estados Unidos y llevan un juicio migratorio, un perfil distinto al de las caravanas donde la mayoría eran hombres solos “en este protocolo vemos que llegan familias y esto tiene un razón, se dijo o se pensó que era más fácil que te autorizaran asilo si venías con la familia”.

A partir del 24 de julio el INM comenzó a entregar la Cédula Única de Registro Poblacional (CURP) a migrantes que les permitirá laborar hasta 6 meses en México, en coordinación con empresas, empresarios y cámaras de la ciudad.

“Se vayan a quedar o no en México o vayan atender su siguente cita en Estados Unidos,  primero deben tener una condicion legal en México que es la condicion de visitante por razones humantarias y puedan así tener un trabajo formal en el país”, abundó.

Por su parte, la Presidenta de la Barra de Abogadas “Lic. María Sandoval de Zarco A.C.”, agregó que es entendible el gran reto que tienen las autoridades para hacer frente a este tipo de eventos especiales, por lo que la comunidad jurídica tiene la disposición de apoyarlas con asesorías jurídicas.