El doctor Amador Rodríguez Lozano, comisionado por el gobernador electo, Jaime Bonilla Valdez, para dirigir el proceso de transición de la administración estatal, solicitó “la apertura total para llevar con atingencia y armonía el cambio de gobierno que arrancará el próximo uno de noviembre en Baja California”.

Rodríguez Lozano sostuvo este día un encuentro con el secretario general de gobierno Francisco Rueda Gómez, a quien le expresó el interés del próximo gobierno por conocer la condición y el estado en que se encuentran las finanzas, procesos jurídicos en contra, y laudos del estado, “lo que queremos es que el gobierno se abra totalmente y no nos oculten nada”, remarcó.

“Nuestro interés es que nos den toda la información necesaria para que, en tiempo y forma, nosotros podamos tomar decisiones y hacer los cambios que se requieran”, indicó el comisionado de la transición por el gobierno electo. Dijo asimismo que se le solicitó al secretario general de gobierno una reunión con todos los encargados de área para llevar de manera aislada y simultánea, entre ambas partes, todas las reuniones que involucran este proceso.

Comentó también que se acordó el establecimiento de un puente de comunicación y entendimiento entre quienes encabezarán este proceso; ya que en días pasados corrió la versión de que se había girado una instrucción a los agentes del ministerio público de Mexicali para que obstaculizaran y evitaran dar cualquier tipo de información a la comisión encargada de la transición.

Afortunadamente, abundó, el secretario Rueda Gómez se comprometió a dar todas las facilidades y la información requerida, así como la realización de un calendario en donde se establecerán las fechas para desarrollar en tiempo y forma este proceso