Los 24 principales focos de deforestación en el mundo provocaron la pérdida de una superficie equivalente al tamaño de Paraguay en menos de una década, según un informe de WWF, que destaca que estos frentes se concentran especialmente en América Latina.

  Estos «frentes» concentran más de la mitad de la deforestación tropical mundial (52%), con un total de 43 millones de hectáreas perdidas entre 2004 y 2017, indica el informe publicado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Esta degradación se debe especialmente a la expansión de los territorios destinados a la agricultura y la ganadería, pero también a otras causas como la construcción de carreteras, la actividad minera y los incendios forestales.

Nueve de los 24 focos se hallan en América Latina, 8 en África y 7 en Asia-Oceanía, según WWF, que incluyó nuevas regiones respecto a su lista de 2015, como la Amazonía de Venezuela y Guyana y la Selva Maya de México y Guatemala.

Las zonas más afectadas por la deforestación se encuentran en la Amazonía brasileña y la región de Cerrado en Brasil, la Amazonía boliviana, así como en Paraguay, Argentina, Madagascar y las islas asiáticas de Sumatra y Borneo.

El Cerrado, región en la que abunda el cultivo de soja destinada al mercado nacional e internacional, perdió además 7.340 km2 de bosques entre agosto de 2019 y julio de 2020, 13% más que el año anterior.

Esta región brasileña, que alberga el 5% de las especies animales y vegetales del planeta, es especialmente vulnerable debido a que menos del 8% de su superficie está protegida, frente a 50% en el caso de la Amazonía, según el informe.