La Alianza del Pacífico integrada por Chile, Colombia, México y Perú celebró este miércoles diez años de su fundación resumiendo los logros más importantes en temas comerciales, financieros, empresariales, académicos y de movilidad de personas.

Durante este periodo el grupo ha dado pasos hacia adelante para cumplir con la meta de la Visión Estratégica 2030 que busca una alianza integrada, global, conectada, que impulse a los países a desarrollarse de manera sólida, inclusiva y sostenible.

Entre los logros más significativos del bloque en estos diez años se encuentran la creación de la Plataforma de Movilidad Estudiantil y Académica y el programa de Voluntariado Juvenil de la Alianza del Pacífico que ha beneficiado a 3 mil jóvenes de los cuatro países miembros.

Además se han adelantado macrorruedas de negocios y de turismo presenciales y virtuales en las que han participado más de 3.500 empresarios para promover las exportaciones, la inversión y el turismo generando oportunidades de negocios por alrededor de 1.000 millones de dólares.

Asimismo fue un acierto la suspensión en 2012 de las visas de turismo y de negocios de corta duración entre los cuatro países y el intercambio de 91.267 certificados fitosanitarios y de origen electrónico entre todos los países de la Alianza del Pacífico.

La interoperabilidad de las Ventanillas Únicas de Comercio Exterior han permitido a los empresarios ahorrar costos, tiempo y facilitar la gestión de certificados de manera digital mientras que el Fondo de Capital Emprendedor ha beneficiado a los startups con el apoyo financiero para su internacionalización.

De otro lado la Alianza tiene un ecosistema de emprendimiento e innovación con redes de agencias aceleradoras, inversionistas, de innovación y de transferencia tecnológica.

El Protocolo adicional permitió la liberación del 92 por ciento del universo arancelario de manera común e inmediata y para 2030 se espera cubrir casi el 100 por ciento de los aranceles.

Además en el año 2019 la Alianza suscribió la Declaración sobre la Gestión Sostenible de los Plásticos que busca desarrollar e implementar nuevas políticas para promover la gestión integral de estos residuos y la protección de los ecosistemas.

En materia social, la Alianza adelanta la construcción de un Observatorio a través del cual se identifican las necesidades de la población más vulnerable de los países y se espera trabajar conjuntamente en las soluciones.

Otro de los aciertos del bloque es la promoción de la igualdad de género y la inclusión de las mujeres en la economía con el desarrollo de programas de capacitación dirigidos a las emprendedoras de la región.

La Alianza del Pacífico cuenta con 59 Estados Observadores y 6 países candidatos a Estado Asociado (Australia, Canadá, República de Corea, Ecuador, Nueva Zelanda y Singapur).

En 2013 los países acordaron crear la figura de Sede diplomática compartida en nueve países de África, Asia y Europa y la Alianza cuenta con declaraciones conjuntas de cooperación con Canadá, España y Japón.

Asimismo el mecanismo tiene agendas de trabajo con bloques de integración regional como la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), la Unión Europea, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y la Comisión Económica Euroasiática.

Organizaciones internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el Banco de Desarrollo de América Latina- CAF y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) han apoyado a la Alianza durante la última década.

Durante el último año la Alianza ha adelantado diferentes estrategias para mitigar el impacto de la pandemia por COVID-19 como macrorruedas de negocios y foros de emprendimiento virtuales, acciones de promoción de unas 2.500 empresas de los países miembros, fortalecimiento de comercio electrónico y promoción de inversión extranjera y turismo sostenible en los cuatro países.

Actualmente Colombia tiene la presidencia pro témpore del mecanismo de integración regional que representa el 41 por ciento del PIB de América Latina y que se ha convertido en la octava economía del mundo con un mercado de alrededor de 230 millones de personas.