El pasado 20 de junio, las calles de Tijuana fueron testigo del inicio de la noble causa a favor de la mujer que emprendió Marisa de Pablo, una alemana de 32 años de edad.

Con un cartel en la espalda, Marisa decidió hacer una caminata de mil 400 kilómetros desde TijuanaBaja California Norte, hasta La PazBaja California Sur; con la que busca generar conciencia acerca del abuso sexual que sufren miles de mujeres.

Quien me vea debe de saber que lo hago por las víctimas, y decirles que no están solos y que esta caminata sea de inspiración, que sirva de inspiración para mejorar nuestro entorno”.

Todos los días, Marisa comparte en sus redes sociales mensajes en alemán español, en los que cuenta los pormenores de su travesía así como anécdotas de cómo se le acercan personas que le muestran su apoyo.

Marisa ha visto esta caminata como una experiencia liberadora y busca que inspire a cambiar el entorno que viven las mujeres que sufren de abuso sexual. Se prevé que llegue a la capital de Baja California Sur el próximo 7 de septiembre.