Cuando doy catas siempre recuerdo una escena de la película Beso Francés, en la que el astuto personaje Luc le enseña Meg Ryan a identificar los muchos sabores del vino de una manera divertida,  dándole a oler frascos con diferentes esencias flores, frutales y de maderas, y después la  hace probar el vino, y mágicamente, Meg puede saborear en los sorbos que toma los aromas de los frasquitos que olió.

No se trata de magia, sino de una realidad que influye en los vinos franceses, españoles, mexicanos y de todo el mundo. Aprender a  distinguir los matices del vino implica práctica y más práctica, y uno de los ejercicios más útiles para identificarlos es olerlos por separado, tal como en la película. Se pueden preparar de forma casera pequeños frascos con algunos de los aromas más habituales, como café molido, hierba recién cortada, ciruelas maduras y hasta tabaco, que son algunos de los muchos aromas que solemos encontrar en los vinos riojanos.

Es que el con el olfato podemos visitar la famosa DOCa Rioja sin tener que estar ahí presentes, pues al distinguir en sus vinos las esencias de su cepa y de su bouquet, evocamos el aroma del campo, de los viñedos, de la tierra, de las bodegas y de las barricas de las bodegas riojanas.

Es común que me pregunten si los aromas a fruta madura y hierbas se agreguen al vino, y es válido porque si el vino se hace de uvas, entonces porqué habría de oler a chocolate o zarzamoras. Estos aromas no son agregados ni son invenciones del catador para tratar de parecer interesante, pues además de uvas al vino no se le agrega nada más que puro amor  y paciencia, cualidades que han logrado que la DOCa Rioja sea una de las regiones productoras de vinos mejor consolidadas y favoritas en el mundo.


Los aromas son resultado de las características de cada uva, de su proceso de fermentación y de su crianza en barrica, por eso se emplean diferentes tipos de madera, para que ciertas notas se impregnen al vino. Con tantas variedades de uvas en Rioja, no es de sorprender que haya muchas riojas en sus vinos, pues en su elaboración se emplean uvas como Tempranillo, Garnacha, Mazuelo y Graciano, entre muchas otras.

Adentrarse en el mundo del vino es dejarse seducir por un romance en constante evolución. Así es Rioja, un tesoro español que a través de sus uvas y de sus vinos despierta tórridos amores. La combinación de su clima mediterráneo y continental, establece las condiciones necesarias para que sus vinos sean de excelsa calidad. En sus tierras fértiles, las hojas de las vides regalan al horizonte una paleta de colores, tan delicados como los aromas sutiles de sus vinos.

Compartir
Artículo anteriorBuscan cineastas de Tijuana apoyo de la comunidad para filme independiente
Siguiente artículoPollice verso

Deby Beard es polifacética, y siempre encontrará algo para sorprenderte.

Organizando más de 150 catas por año, ayuda a que cada vez más personas puedan iniciarse en la cultura del vino, disfrutando y aprendiendo al mismo tiempo.

En los locales de Riedel Wine Bar podrás encontrar la combinación perfecta entre los mejores vinos y el mejor cristal para apreciarlos y disfrutarlos. Deby importa copas Riedel, para enaltecer con su cristal perfecto los aromas y sabores de los mejores vinos.

Puedes leer sus artículos en las principales publicaciones de México, siempre tratando temas que nos llevan al mundo de los placeres: vinos, comidas, viajes, lugares para disfrutar, etc.

Premios y reconocimientos:

El Comité de la Excelencia Universal, entrega el reconocimiento a: DEBY BEARD

LA EXCELENCIA UNIVERSAL Hace más de 10 años que se instituyó el premio de la Excelencia Universal, donde siempre se invita a personalidades o figuras, además de instituciones o firmas de relevancia, para recibir este prestigiado reconocimiento que fue instituido por René Cassin (Premio Nobel de la Paz), para preservar la calidad en cualquier área del saber humano.

A través de los años lo han recibido firmas del nivel de Cartier, Jaguar, Rolex, Chanel-Paris, Hoteles Ritz y Plaza Athénée de París, Palace, Villamagna y Hesperia de Madrid, Hotel Alvear de Buenos Aires, Hotel Plaza de Nueva York, además de celebridades de la talla del Rey Juan Carlos de España, Nancy Reagan, Margaret Thatcher, Plácido Domingo, Julio Iglesias, Ricardo Montalbán, María Félix, Jacobo Zabludovsky, Roger Moore, Omar Shariff, Luis Miguel, Rufino Tamayo, Juán Soriano, entre otros, que lo han recibido con gran beneplácito.