El Cubo, recinto museográfico del Centro Cultural Tijuana, organismo de la Secretaría de Cultura, cumplió su décimo aniversario el pasado 27 de septiembre, fecha que se celebró con una charla y la develación de una placa conmemorativa.

Eugenio Velázquez, responsable del proyecto arquitectónico de El Cubo, la exdirectora general del CECUT Teresa Vicencio; Óscar Jesús Escobedo, secretario de Turismo de Baja California, el artista y catedrático de la UABC Roberto Rosique y el director general del CECUT Pedro Ochoa Palacio, rememoraron, evaluaron y ponderaron la valía, la historia y el impacto de este importante recinto del arte y la cultura.

“El CECUT es un parteaguas para la ciudad y para el estado, la cultura y el turismo van de la mano”, aseguró Escobedo.

“Estoy sorprendida de pensar en el paso del tiempo, que han sido ya diez años, muchos artistas acompañaron la creación de este espacio, estoy agradecida, no debemos olvidar que desde que pusimos la primera piedra hasta su inauguración pasaron cuatro años, y que debe prevalecer lo que el CECUT significa para la región y la comunidad”, señaló Vicencio.

“Teníamos una esfera, nosotros sugerimos un Cubo, la esfera tiene una gran piel curva, nosotros pusimos una piel que nos recuerda la maya de la frontera, tratamos de hermanar un edificio con otro, tenemos esta claraboya en el techo que durante el día nos permite la iluminación, logramos concluir a pesar de la transición de los sexenios, a pesar de que con el huracán Vilma se destinaron los recursos a atender a los afectados”, recordó Velázquez con emoción.

“Esta obra es de una gran relevancia, le permitió al CECUT cumplir con todos los requisitos que se exigen para exposiciones internacionales, es un espacio con características estéticas notables, mi reconocimiento al arquitecto Velázquez por su gran trabajo de integrar estos dos titanes arquitectónicos”, manifestó Ochoa Palacio.

“El CECUT tenía carencias en el ámbito expositivo, por eso cuando vimos El Cubo hecho una realidad, fue un aliciente para todos los bajacalifornianos, y más para la comunidad artística, porque ocupa un espacio de visibilidad de lo que somos los tijuanenses para el mundo, resignifica la producción del artista”, expresó Rosique.

Antes de develar la placa conmemorativa de El Cubo, Ochoa Palacio entregó sendos reconocimientos a Vicencio y al arquitecto Velázquez por su labor como protagonistas en la consecución del Proyecto de El Cubo.

Para conocer el resto de nuestras actividades puede consultar los portales www.cecut.gob.mx, www.todocultura.mx o en www.facebook.com/cecut.mx.