Mientras 55% de las personas blancas en México va a la universidad y preparatoria, solo 31% de los habitantes de piel morena lo logra.

Aunque el color de piel no determina el futuro de una persona, en México, ser blanco ayuda considerablemente, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La proporción laboral de personas de tonos claros comparada con la de personas de tonos más oscuros es de 2 a 1 en distintas áreas.

Por ejemplo, mientras 6% de la población mexicana de 18 a 59 años con tono de piel más clara reporta ser director, jefe o funcionario, solo 2.8% de las personas con la tonalidad más obscura alcanza esos puestos, es decir, menos de la mitad de las personas morenas accede a esos escaños profesionales, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Discriminación (Enadis) 2017.

Otro botón de muestra: los profesionistas y técnicos blancos representan 21% de la población ocupada, mientras que los morenos aglutinan al 12%. Los porcentajes son prácticamente los mismos en el caso de los trabajos administrativos y de ventas.

PUBLICIDAD

Las cifras comienzan a revertirse en el extremo opuesto de la ocupación laboral. Mientras que 44% de las personas de tez morena  se desempeña como trabajadores de apoyo, agropecuarios o en servicios personales, 28% de los mexicanos blancos realiza estas actividades. Los artesanos blancos aglomeran a 8% de la población, mientras que el porcentaje se duplica en en el caso de los artesanos morenos.

Gráfica: Inegi

“Las desventajas que enfrentan de manera histórica los pueblos indígenas y etnias afrodescendientes, no son exclusivas de estos grupos, existen factores asociados al racismo, que limitan el acceso de oportunidades y el pleno ejercicio de los derechos fundamentales”, dijo la institución que preside Julio Santaella en el documento.

El tono de piel es un motivo de discriminación que puede afectar a las personas en distintos ámbitos de su vida, por lo que resulta relevante analizar estos datos y compararlos según el nivel de escolaridad de la población.

 

Educación, otra parte del problema

La población de 18 a 59 años que se declaró con tonalidad de piel más obscura tiene educación básica incompleta, mientras que 18% de las tonalidades más claras sufren educación básica incompleta.

“Dicho de otro modo, únicamente el 16.0% de la población con tonalidad más obscura cuenta con nivel de educación superior”.

Gráfica: Inegi

La metodología de la Enadis 2017 consideró una entrevista cara a cara con cuestionario electrónico. La cobertura geográfica fue nacional, tanto urbana como rural. El tamaño de la muestra fue de 39,101 viviendas visitadas del 21 de agosto al 13 de octubre de 2017.