La industria de la animación en México está cada vez más en ebullición, pero además es un género que puede cambiar la historia de las ciudades, a los individuos, al país y al mundo, afirmó el director de Pixelatl, José Iñesta.

En entrevista con Notimex, aseguró que “la animación tiene dos cosas bien importantes, por un lado involucra tecnología, lo cual crea apropiación tecnológica, crea que la gente tenga nuevas capacidades para poder descodificar la realidad, pero por otro lado involucra la narrativa”.

Aseguró que la narrativa es el principal vehículo por el cual el ser humano se puede encontrar y reconocer en el mundo, es decir, cuando tenemos a gente que puede contar historias, también puede cambiar la propia historia.

“Entonces la animación es el género que puede cambiar la historia de nuestra ciudades, de nuestros estados y de nuestro país, por eso es la apuesta tan grande que tenemos por este género, la animación puede cambiar a México, puede cambiar al mundo también”, remarcó.

En el marco de su participación en la primera edición de los Premios Quirino de la Animación Iberoamericana, hizo hincapié en que la industria de la animación en México está cada vez con nuevos proyectos y los espectadores de diversos países del mundo están apostando por ver contenidos mexicanos.

“Los animadores están rescatando nuestras propias historias lo cual me parece increíblemente valioso, me parece que es algo que como país deberíamos de fortalecer y apoyar”, manifestó.

Aseguró que “cuando un niño crece viendo osos pandas, canguros, o animales que no son cercanos a ellos crecen escindidos, crecen divididos”.

“En cambio, si le damos a nuestros niños contenidos locales, mariposas monarcas, colibríes, cacomixtles, cosas que pueden ver en su medio ambiente, les permite reconocerse, les permite identificarse, les permite crecer sabiéndose mexicanos y sabiéndose orgullosos de lo que está a su alrededor”, añadió.

Iñesta consideró que por ello, la animación es una industria que vale muchísimo la pena apoyar en un futuro, aunque “cada vez hay más proyectos, no nada más de largometrajes, también ahora estamos incursionando en las series de televisión y en cortometrajes”.

A esto se suma, prosiguió, que es muy reconocida ya la escuela de Stop Motion de Guadalajara que ya ha dado grandes talentos al mundo.

En Tenerife, isla española frente a las costas de África, Iñesta presentó a los participantes en la primera edición de los Premios Quirino el panorama de la animación en México y precisó que actualmente se están desarrollando cerca de 20 largometrajes de animación en sus distintas etapas.

Además, en los últimos cinco años, se estrenaron 15 proyectos de animación mexicanos y el 90 por ciento de estos recuperaron la inversión, de lo que se deduce que el público del país es familiar y cuando hay una película animada va toda la familia.

A la vez, se encuentran en desarrollo cerca de nueve series de animación en México e Iñesta subrayó que hay proyectos en el país muy destacados, como el de “Villanos”, de Alan Ituriel, estudiante que presentó este proyecto a Cartoon Network y la plataforma decidió apostar por el proyecto.

“Alan tuvo que contratar a todos sus amigos estudiantes para poder llevarla a cabo y esta serie ha evolucionado de unas cápsulas de 20 segundos a cápsulas de un minuto”, relató.

Adelantó que este año se va a estrenar un piloto de 11 minutos de la serie y también próximamente estarán disponibles productos de merchandising de los personajes maravillosos de “Villanos”.

“Esta serie ha ido evolucionando y creciendo y esperemos próximamente tenerla en pantalla también, en pantallas alrededor del mundo”, dijo.

Se refirió también al proyecto de “Vikingos”, en la que se unieron Cartoon Network LatAm y el estudio mexicano Mighty Animation, el cual también ha evolucionado y este año se verán los primeros episodios al aire.

Otro proyecto es el de “Molly and the Cryptos”, que se presentó a Gaumont Animation, lo adquirió y ahora está en coproducción con Tele 5 en Francia, “lo cual habla de que están los canales interesados en los proyectos mexicanos”.