Conocida desde tiempos remotos como la espléndida Ciudad del Dragón, Taiyuan es la capital de Shanxi, llamada así por la relación entre tantos emperadores que la visitaron y por su ubicación, que de acuerdo al Fengshui es un lugar favorable para la empresa imperial. Fundada hace más de 2.500 años, Taiyuan se ha mantenido como una de las ciudades más importantes en el curso del río Fenhe, y es el lugar donde nació la cultura de la dinastía Tang, y floreció con la influencia comercial más poderosa que existió a nivel nacional.

Es en este lugar místico, poderoso y cargado de energía se ubica el primer hotel internacional cinco estrellas en la ciudad, el Kempinski Hotel Taiyuan, donde cada detalle ha sido llevado a la perfección para vivir una experiencia de lujo europea personalizada, donde un exquisito estilo  décor se une en armonía con detalles tradicionales chinos.

El moderno hotel se ubica al sur de la ciudad, próspera por su rápido crecimiento comercial, y está a poca distancia del centro comercial Tianmei  y de las más hermosas atracciones históricas, como el Templo Ancestral Jinci, consagrado a la memoria del fundador Tang Shuyu, así como de Shuangta Si, la pagoda que se ha convertido en el símbolo de la ciudad.

Moderno y espacioso, el hotel es la máxima expresión de la prosperidad de la ciudad y es visitado por personas de negocios de todo el mundo. Tienda de cigarros finos, un bar de té y tienda de dulces gourmet, se unen al lujo que resplandece bajo la luz natural que entra por los enormes ventanales de piso a techo de las habitaciones, pero una de las grandes experiencias que nos regala es su gastronomía.

El hotel ofrece siete restaurantes y bares. Paulaner Bräuhaus es un restaurante bávaro inspirado en la cocina alemana y tiene una cervecería al aire libre; en Grill & Wine se especializan en preparar platos a la parrilla de tipo occidentales, además de carnes de todo el mundo; en el restaurante Elements, los mariscos frescos importados son los reyes del menú, junto con los fideos Shanxi recién preparados en la cocina justo frente a nosotros; el restaurante Long Yuan se integra la comida china tradicional de alta gama con un toque de tradición occidental; y en la tienda insignia delicatessen Kempi Deli, se preparan panes y pasteles caseros y personalizados para cada ocasión. Para disfrutar de una tarde relajada, el Lobby Lounge es el lugar para saborear el té con el estilo europeo, o disfrutar de una gran variedad de tés chinos junto a postres locales.

La modernidad de Kempinski Hotel Taiyuan es una forma de preservar la antigua historia de la ciudad. Después de dormir como reyes en sus amplias habitaciones con pisos de madera, detalles en mármol, mobiliario fino y amenidades de la marca francesa Blaise Mautin, nos espera un día inolvidable al maravillarnos con el Gran Buda de la montaña Mengshan, esculpido a partir del año 551 y el más antiguo del país ubicado en una ladera montañosa.

https://www.kempinski.com/en/taiyuan/hotel-taiyuan/

https://www.facebook.com/kempinskihotels

Twitter: @Kempinski

Artículo anteriorLos genes de Margarita
Siguiente artículoSeñales Financieras

Deby Beard es polifacética, y siempre encontrará algo para sorprenderte.

Organizando más de 150 catas por año, ayuda a que cada vez más personas puedan iniciarse en la cultura del vino, disfrutando y aprendiendo al mismo tiempo.

En los locales de Riedel Wine Bar podrás encontrar la combinación perfecta entre los mejores vinos y el mejor cristal para apreciarlos y disfrutarlos. Deby importa copas Riedel, para enaltecer con su cristal perfecto los aromas y sabores de los mejores vinos.

Puedes leer sus artículos en las principales publicaciones de México, siempre tratando temas que nos llevan al mundo de los placeres: vinos, comidas, viajes, lugares para disfrutar, etc.

Premios y reconocimientos:

El Comité de la Excelencia Universal, entrega el reconocimiento a: DEBY BEARD

LA EXCELENCIA UNIVERSAL Hace más de 10 años que se instituyó el premio de la Excelencia Universal, donde siempre se invita a personalidades o figuras, además de instituciones o firmas de relevancia, para recibir este prestigiado reconocimiento que fue instituido por René Cassin (Premio Nobel de la Paz), para preservar la calidad en cualquier área del saber humano.

A través de los años lo han recibido firmas del nivel de Cartier, Jaguar, Rolex, Chanel-Paris, Hoteles Ritz y Plaza Athénée de París, Palace, Villamagna y Hesperia de Madrid, Hotel Alvear de Buenos Aires, Hotel Plaza de Nueva York, además de celebridades de la talla del Rey Juan Carlos de España, Nancy Reagan, Margaret Thatcher, Plácido Domingo, Julio Iglesias, Ricardo Montalbán, María Félix, Jacobo Zabludovsky, Roger Moore, Omar Shariff, Luis Miguel, Rufino Tamayo, Juán Soriano, entre otros, que lo han recibido con gran beneplácito.