En la lejana China encontré un segundo hogar en Nanjing, que sigue siendo una de las grandes capitales desde tiempos remotos: el Hilton Wanda Nanjing. Se ubica en la Plaza Wanda, uno de los centros de negocios y de entretenimiento más importantes de la ciudad, famoso por contar con más  200 tiendas y restaurantes, además de un espectacular cine IMax 3D.

El hotel tiene una ubicación privilegiada a tan sólo 15 minutos del centro de la ciudad y a 40 del aeropuerto internacional, además de tener una estación de metro y estación de trenes a unos minutos de distancia, lo que facilita desplazarse a los lugares turísticos más atractivos. Entre los más famosos se encuentran el Sun Yat-Sen Mausoleum, el Jiming Temple, Mo Chou Hu Park, el Xuan Wu Hu Park y el Tempo de Confusio.

Desde que se llega, nos reciben cálidamente abriendo la puerta de entrada, y es esta atención siempre amable del personal, uno de los grandes atractivos y lo que hace memorable la estancia. Pero su característica más especial es su variedad gastronómica, con tres restaurantes y dos bares, entre los que se encuentra The Absolute Thai, reconocido como uno de los mejores de la ciudad. Su decoración moderna y elegante incluye elementos tradicionales con un toque contemporáneo, como los diseños de suaves nubes talladas y muebles de madera en marrón oscuro.

La comida thai es de las más variadas, ricas y sabrosas de Asia, y en el Hilton puede saborearse en The Absolute Thai en sus estilos diferentes, sin las influencias que tiene en otros países, preparada por el chef Sakon Sangsrikaew. Además, la experiencia es personalizada con clases de cocina para llevarnos sus sabores a nuestra casa.

El sabor de la cocina tailandesa nos deleita con todo el esplendor de sus sabores: hierba de limón y salsa de pescado, cilantro, albahaca dulce, ajo y leche de coco se combinan para crear una armonía inolvidable. El aspecto de la comida es muy tradicional, servida en platos pequeños bellamente decorados, con verduras talladas como flores, pescado y carne separados, platos sopa perfumada junto a un coqueto arroz esponjoso. En su comida ligera resaltan los sabores sin grasa, verduras que al ser cocidas rápidamente mantienen sus colores y  sabores, carnes y pescados frescos y cortados finamente.

Mientras se come en The Absolute Thai, se descubre que el placer de comer es uno de los más importantes, y que se disfruta más cuando se comparte. Descubrir los sabores de la comida thai rodeados del ambiente lujoso e impresionante de Hilton Wanda  Nanjing, es altamente adictivo. Es una experiencia que nos hace desear visitar China tan pronto como la vemos alejarse desde la ventanilla del avión.

http://www3.hilton.com/en/hotels/china/hilton-nanjing-NKGJFHI/dining/index.html

Artículo anteriorLa bancarrota del socialismo del siglo XXI (inglés)
Siguiente artículoVoto por arquetipos

Deby Beard es polifacética, y siempre encontrará algo para sorprenderte.

Organizando más de 150 catas por año, ayuda a que cada vez más personas puedan iniciarse en la cultura del vino, disfrutando y aprendiendo al mismo tiempo.

En los locales de Riedel Wine Bar podrás encontrar la combinación perfecta entre los mejores vinos y el mejor cristal para apreciarlos y disfrutarlos. Deby importa copas Riedel, para enaltecer con su cristal perfecto los aromas y sabores de los mejores vinos.

Puedes leer sus artículos en las principales publicaciones de México, siempre tratando temas que nos llevan al mundo de los placeres: vinos, comidas, viajes, lugares para disfrutar, etc.

Premios y reconocimientos:

El Comité de la Excelencia Universal, entrega el reconocimiento a: DEBY BEARD

LA EXCELENCIA UNIVERSAL Hace más de 10 años que se instituyó el premio de la Excelencia Universal, donde siempre se invita a personalidades o figuras, además de instituciones o firmas de relevancia, para recibir este prestigiado reconocimiento que fue instituido por René Cassin (Premio Nobel de la Paz), para preservar la calidad en cualquier área del saber humano.

A través de los años lo han recibido firmas del nivel de Cartier, Jaguar, Rolex, Chanel-Paris, Hoteles Ritz y Plaza Athénée de París, Palace, Villamagna y Hesperia de Madrid, Hotel Alvear de Buenos Aires, Hotel Plaza de Nueva York, además de celebridades de la talla del Rey Juan Carlos de España, Nancy Reagan, Margaret Thatcher, Plácido Domingo, Julio Iglesias, Ricardo Montalbán, María Félix, Jacobo Zabludovsky, Roger Moore, Omar Shariff, Luis Miguel, Rufino Tamayo, Juán Soriano, entre otros, que lo han recibido con gran beneplácito.