A las nuevas generaciones de arquitectos puedo asegurarles que la verticalidad es el futuro de la ciudad, no hay manera que Tijuana en unos 20 años no crezca verticalmente particularmente en colonias densamente pobladas, expresó el presidente del Cosmopolitan Group, David Saul Guakil en el panel de expertos en “Innovación y Desarrollo Urbano en Tijuana”.

Ante alumnos de la Facultad de Arquitectura y Diseño de la UABC, resaltó las ventajas que tiene este tipo de construcción, en la que principalmente la inversión en los servicios públicos – redes eléctricas, drenaje, agua, gas- es menos costoso que en el crecimiento horizontal, hay mayores condiciones de seguridad y una mejor calidad de vida.

Dada su experiencia como desarrollador y constructor de proyectos comerciales y residenciales, considera que en general la comunidad y el propio gobierno no está acostumbrado a la creación de viviendas o negocios de manera vertical, sin embargo, esta es una tendencia y se está preparado como ciudad para crecer así.

Resaltó que la innovación en desarrollos urbanos siempre viene a beneficiar al sector turismo, y que justamente en la zona turística de la ciudad los edificios verticales son más que una solución, una necesidad. El 80% de los visitantes a esta ciudad, dijo, vienen al sector gastronómico y al médico, siendo estos los más importantes de la economía de Tijuana, que además este último implica hacer uso de servicios como el de hotelería, transporte, entre otros.

Explicó que, además de desarrollar los edificios los tiene que complementar por tal motivo, el Cosmopolitan Group compró 14 franquicias de café Baristi para todos sus edificios y ofrecer en ellos este servicio, lo que es innovar y arriesgarse entrando a otros sectores de los que no se tiene tanto conocimiento, así como el propio desarrollo urbano.

En el panel, destacó que la empresa innovadora en el sector inmobiliario, el mercado de la verticalidad es su nicho de mercado, porque entienden que es la única manera de crecer en una ciudad como Tijuana, en la que hay zonas que ya no hay espacios disponibles para desarrollarse horizontalmente.

Destacó que cuando la industria de la construcción es pujante, les va a bien a todos, beneficia a desarrolladores, prestadores de servicios como restaurantes, taxistas, centros de diversión, comercios en general, teniendo como un claro ejemplo el centro de San Diego, California. Además, estos son una alternativa que ofrece a los ciudadanos espacios de calidad con canchas deportivas, gimnasio, áreas verdes, cerca del trabajo o escuela, entre otros.

El empresario hizo un llamado al gobierno a no frenar el desarrollo vertical en la ciudad, que si bien, cada vez son más los requisitos que solicitan para este tipo de construcción, este trae beneficios para todos.

Por último, se pronunció a favor de la verticalidad, ya sea para la construcción de edificios de oficinas, de departamentos, espacios comerciales o bien mixtos.